El escondite

Cada año el hambre mata a 12 millones de niños alrededor del mundo. Es un problema que está "escondido" de los grandes temas de los medios
masivos de comunicación.(…) Todos podemos hacer algo, aportar, ayudar, denunciar, de cualquier forma pero acabar con la indiferencia hacia los otros, hacia los más
desprotegidos.(…) Yo como creador audiovisual he escogido ese medio para poner un
pequeño grano de arena, que cada quien busque en sus posibilidades la
manera de ayudar.

Pablo Olmos

El cortometraje, como el texto, es de Pablo Olmos, me lo envío la semana pasada y no había tenido tiempo de publicarlo. Aquí les dejo el enlace. El texto completo de su email después del salto.
Mucha suerte Pablo, en todos tus proyectos.

Les escribo para que vean el cortometraje que he realizado, EL ESCONDITE.
Está hecho con fotos digitales (son más de 2000)

Este cortometraje es una metáfora del juego el escondite
(escondidillas en México) y la situación actual respecto al problema
de los niños frente al hambre.

Cada año el hambre mata a 12 millones de niños alrededor del mundo. Es
un problema que está "escondido" de los grandes temas de los medios
masivos de comunicación.

Quizá nosotros, la sociedad, seamos ese último participante capaz de
rescartar a estos niños de su miseria y su eminente desenlace a la
muerte.

La intención es que ustedes lo vean y a su vez lo pasen a sus
contactos ¿para qué? para que la gente no se olvide de estos problemas
(¿alguien sigue preocupado por la tragedia del tsunami?) y se exiga a
las autoridades hacer algo al respecto.

Al parecer, si el tema no está de moda en la televisión, deja de ser
un problema que nos atañe. Uno de los inconvenientes de vivir en una
sociedad tan
fugazmente informativa.

Todos podemos hacer algo, aportar, ayudar, denunciar, de cualquier
forma pero acabar con la indiferencia hacia los otros, hacia los más
desprotegidos.

Yo como creador audiovisual he escogido ese medio para poner un
pequeño grano de arena, que cada quien busque en sus posibilidades la
manera de ayudar.

Un pensamiento en “El escondite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *